Intervenciones Parlamentarias de Jorge Fernández

miércoles, 14 de octubre de 2009

Pleno del Congreso de los Diputados, 14 de octubre de 2009

PREGUNTA DEL DIPUTADO DON JORGE FERNÁNDEZ DÍAZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL CONGRESO, QUE FORMULA AL MINISTRO DEL INTERIOR: ¿QUÉ HA FALLADO PARA QUE, DESPUÉS DE TRES AÑOS DE INVESTIGACIÓN, SE SOLICITE EL SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL DEL “CASO FAISÁN” PORQUE LOS RESULTADOS OBTENIDOS HASTA EL MOMENTO CARECEN DE “AVAL PROBATORIO ALGUNO”? (Número de expediente 180/000730.)

El señor PRESIDENTE: Última pregunta para S.S. Para formularla tiene la palabra don Jorge Fernández Díaz.

El señor FERNÁNDEZ DÍAZ: Gracias, señor presidente.
¿Qué ha fallado, señor ministro, para que después de tres años de instrucción y de investigación la fiscalía solicite el sobreseimiento provisional del caso Faisán porque los resultados obtenidos hasta el momento carecen, según reza el sumario, de aval probatorio alguno?

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Fernández Díaz.
Tiene la palabra señor ministro.

El señor MINISTRO DEL INTERIOR (Pérez Rubalcaba): He contestado por dos veces esta pregunta y seguro que la Cámara no quiere volverme a escuchar en una reiteración. (Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor ministro.
Tiene la palabra señor Fernández Díaz.

El señor FERNÁNDEZ DÍAZ: Gracias, presidente.
Señor Rubalcaba, ya que usted no contesta, lo voy a hacer yo. Exactamente hace tres años, el 16 de octubre del año 2006, en el Senado, en sede parlamentaria -con toda la solemnidad que representa hacer esa declaración en una Cámara de representación popular- el fiscal general del Estado, el mismo que hoy existe, el señor Conde Pumpido, decía literalmente que la justicia no está para obstaculizar los procesos políticos. Se refería sin duda al llamado proceso de paz, de negociación política con ETA en el que el Gobierno estaba inmerso. Y decía más. Añadía: El vuelo de las togas de los fiscales no eludirá el polvo del camino. Eso es lo que ha fallado, que ese polvo se ha convertido en un barrizal que ha ensuciado las togas de la fiscalía y de esa manera no es de extrañar que ese mismo fiscal general ordene a la fiscalía, bajo el principio de jerarquía que rige la actuación del ministerio público, que después de tres años diga que no hay aval probatorio alguno en base a las investigaciones de ese policía condecorado y tenga que dar por finiquitadas las investigaciones. Ese trato desigual de la fiscalía es obsceno en un sistema democrático y lo estamos viendo, efectivamente, en casos que están de actualidad en estos momentos. Y eso es lo lamentable para nuestra democracia, señor Rubalcaba, que cuando ustedes gobiernan estamos siempre hablando de casos. Sea el caso Gürtel -como usted decía implícitamente-, el caso Gal o el caso Faisán y como cada día tiene su afán, hoy hemos venido aquí a hablar del caso Faisán porque, efectivamente, es un delito de colaboración con banda armada que si no se puede condenar es porque en aquel momento estaba congelada la aplicación del Estado de derecho porque ustedes estaban en un proceso político. Ese es el problema que tenemos en estos momentos, señor ministro del Interior, que ha fallado el Estado de derecho. Como decía el señor Cosidó, porque hoy ustedes van por el buen camino del Pacto antiterrorista, hemos de conseguir que no vayan ni por un extremo en el caso Gal, ni por otro extremo en el caso Faisán. Hemos de tener la autoridad moral ante la sociedad española de que nunca más se saltarán el Estado de derecho en la lucha contra los terroristas, ni siquiera cuando soplan los policías a sus órdenes. (Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Fernández Díaz.
Señor ministro del Interior.

El señor MINISTRO DEL INTERIOR (Pérez Rubalcaba): Muchas gracias.
Si a usted no se le hubiera escapado en un momento de su intervención eso de que los fiscales en casos de actualidad… En definitiva, si usted no hubiera respirado por la herida por la que llevan respirando unas cuantas semanas o meses probablemente la discusión sería otra, pero usted no está aquí haciendo un ajuste de cuentas a la lucha antiterrorista ni a ninguna otra cosa, está respirando por sus heridas, eso es lo que le pasa a usted. Debo decirle, como le he dicho a su compañero el señor Cosidó, que ustedes esconden sistemáticamente que en este tema, en el llamado caso Faisán, hay 24 personas procesadas. Por tanto, si alguien quiso hacer algo -que tendrán que demostrar los tribunales, los tribunales, no usted con invectivas y sus compañeros sembrando dudas y sospechas sobre policías honestos- le salió muy mal porque a los pocos días fueron detenidos todos los presuntos etarras, encarcelados y hoy procesados; 24 personas. Eso ustedes lo esconden sistemáticamente porque no están a lo que están, están respirando por sus heridas, están defendiendo esa fórmula que practican del Estado de derecho: si me viene bien, vivan los jueces, los policías y los fiscales; si me llevan la contraria, es que están al servicio de no sé qué intenciones espurias, indemostrables, que solo están en su imaginación, señor Fernández Díaz, en su imaginación.
Muchas gracias, señor presidente. (Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor ministro.

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal