Intervenciones Parlamentarias de Jorge Fernández

miércoles, 13 de septiembre de 2006

POLONIA NO ES IRÁN

La Vanguardia, 8 de septiembre de 2006

El pasado 26 de agosto se publicó el artículo de Fred Halliday "Otros Ahmadineyad en Varsovia". Su contenido ofende al sentido común y a la inteligencia de muchos de sus lectores –entre los que me encuentro-, y refleja una visión de la actual Polonia que pone en entredicho la seriedad del autor. Sólo el título ya da una idea del disparate de su contenido: comparar al Presidente de la República Islámica Chií de Irán -que mantiene un pulso con el mundo por su deseo de poseer la bomba atómica-, con los gobernantes de un Estado de la Unión Europea, elegidos democráticamente y controlados por un parlamento –la Dieta-, también democrático, resulta sorprendente.
Esta referencia religiosa islámica iraní prosigue cuando el articulista, califica a los mandatarios polacos como "introvertidos, religiosos y desvergonzados". ¿Acaso ser religioso es sinónimo de desvergonzado? Ese prejuicio religioso respecto al gobierno polaco llega a su culmen al afirmar que "el mayor opresor de las mujeres y de hecho uno de los mayores criminales de nuestra época es su amado Papa" (Juan Pablo II). Más allá de las creencias de cada cual, unas afirmaciones como éstas, no contribuyen al entendimiento y al respeto debido entre los Estados en especial al compartir un proyecto político común de libertad y seguridad, como la U.E.

Jorge Fernández Díaz
Diputado del Grupo de Amistad Congreso-Dieta Polaca.

_______________________________________________________

Carta remitida por la Embajadora de la República de Polonia en Madrid:

Madrid, 15 de septiembre de 2006

Excelentísimo Señor Diputado:

Quisiera expresarle mi más sincero agradecimiento por su carta del pasado día 8 de septiembre enviada al diario "La Vanguardia".

Con gran asombro y tristeza he leído todos los infundados reproches dirigidos hacia el Papa polaco -una autoridad incuestionable para mucha gente de todo el mundo, independientemente de su religión- quien, además, a lo largo de su pontificado hacía incapié a la hora de destacar el papel primordial de la mujer en la sociedad contemporánea, tanto en la vida familiar como profesional.

De la misma manera me resulta dificil entender el razonamiento del autor del artículo que lleva a comparar y a igualar uno de los regímenes más opresores de nuestro tiempo con las autoridades de mi país, elegidas en unas elecciones totalmente libres y democráticas.

Al mismo tiempo deseo asegurarle que me llena de gran satisfacción saber que puedo contar con amigos de Polonia como Usted.

Quisiera aprovechar la oportunidad para darle las gracias, una vez más, y transmitirle mis mejores deseos de grandes éxitos en el desempeño de su labor como Diputado y miembro del Grupo de Amistad Hispano-Polaca.

Reciba mis saludos más cordiales,

Crazyna Bernatowicz

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal