Intervenciones Parlamentarias de Jorge Fernández

jueves, 22 de marzo de 2007

Cercanías de Barcelona

COMPARECENCIA, A PETICIÓN PROPIA, DE LA MINISTRA DE FOMENTO, ANTE EL PLENO DE LA CÁMARA, PARA INFORMAR SOBRE LA SITUACIÓN DE LAS CERCANÍAS EN BARCELONA.
Pleno del Congreso de los Diputados, 21 de marzo de 2007

La señora VICEPRESIDENTA (Chacón i Piqueras): Comenzamos, señorías, por las intervenciones de los representantes de los distintos grupos parlamentarios, como saben por tiempo de 15 minutos. En primer lugar el señor Fernández Díaz en nombre del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.

El señor FERNÁNDEZ DÍAZ: Gracias, señora presidenta, señorías.
La prueba del nueve acerca de la gravísima situación por la que atraviesa el servicio de cercanías de RENFE en Barcelona es el hecho de que usted esté compareciendo ante este Pleno. Y ello por dos razones: la primera, por la excepcionalidad de la comparecencia en Pleno de un miembro del Gobierno, que no sea su Presidente. Y la segunda, por que usted ha venido hoy, aquí, para impedir, in extremis, la comparecencia del propio Presidente ante este Pleno, para tratar de este tema.

Y me van a permitir que haga una breve, pero necesaria, referencia a los antecedentes de esta comparecencia, que me parecen del todo ilustrativos: en la última Junta de Portavoces se trataron las propuestas de ERC e IU-IC para que el Presidente del Gobierno compareciera ante el Pleno para debatir la situación de los servicios de cercanías de RENFE en Barcelona.
Tanto mi Grupo como CiU nos sumamos a esta solicitud, lo que la hacía inevitable, ante la lógica alarma del Portavoz socialista y del Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes. Allí mismo, los representes del Gobierno y los de ERC e IU-IC (se supone, socios) iniciaron una frenética negociación, resultado de la cual estos últimos (ERC-IU-IC) se desdecían de sus pretensiones respecto al Señor Zapatero y aceptaban la comparecencia en Pleno de la Ministra de Fomento.

De manera que, señorías, en esa Junta de Portavoces se desaprovechó la ocasión de tener hoy, aquí, un debate al más alto nivel sobre las cercanías de RENFE, por el cambio de postura de ERC-IU-IC, pero -como no hay mal que por bien no venga-, hemos conseguido una comparecencia de la Ministra de Fomento que, a estas alturas, aun no ha tenido oportunidad de satisfacer ni una sola de las 72 peticiones que, para igual trámite, pero en Comisión, que hay presentadas.

¿Cómo estarán las cosas en Barcelona para que ERC e IC pidieran, nada menos, que la comparecencia del Sr. Zapatero en este trámite para hablar de este asunto, que es competencia nuclear de usted, señora Ministra de Fomento? ¿Cómo estarán las cosas para que usted adelante esta comparecencia a las 72 que tiene pendientes en esta Cámara?

Podríamos aplicar aquello, de que "con amigos como éstos, no hacen falta enemigos", pero siendo cierto ello, no es menos cierto que la situación que hoy la convoca a usted aquí ha creado lo que en el lenguaje político común ya está acuñado como "alarma social". Que conste, señorías, que no es ninguna exageración. Existe una situación de deterioro tal en la prestación del servicio público ferroviario de cercanías en Barcelona, dependiente de usted, Sra. Ministra, que sus socios del tripartito prefieren antes que aceptar solidaria y sumisamente el papel de co-responsables de este monumental desaguisado, quemarla a usted en la pira funeraria, en este caso, ferroviaria
Ya sabía, Señora Ministra, que usted solo tiene un argumento: "que la culpa es del PP". Mire, señora Ministra, si a los 3 años de legislatura usted todavía le echa la culpa al gobierno anterior, es la mejor demostración de su incopentencia.

Pero por desgracia para los catalanes en general y los barceloneses en particular, su gestión en el Ministerio de Fomento está apareciendo como realmente nefasta. Los ejemplos son numerosos: la terminal sur del aeropuerto, la ampliación del tercer carril de la AP-7, los accesos viarios y ferroviarios de la nueva terminal de carga del puerto –donde se le han hundido a usted, señora Ministra, 500 metros lineales de muelle-, el hundimiento del túnel de Vielha, por no citar el caos que sufrió el aeropuerto de Barcelona el pasado 28 de julio, que dio lugar a una convocatoria urgente de la Diputación Permanente del Congreso y que ya está en los anales de la peor gestión de una crisis aeroportuaria.

Todos estos desastres tienen como común denominador su Ministerio de Fomento y en consecuencia, lo raro sería que la gestión de un servicio de tanta trascendencia como el de cercanías, funcionara bien. Allí donde usted tiene competencia, sea en autopistas, sea en puertos, sea en aeropuertos, sea en ferrocarril, la noticia es que algo funcione bien. Por desgracia la marca "Ministerio de Fomento", desde que es usted la Ministra, es sinónimo de desgracia, de desastre, de accidente, de mal servicio y de quejas permanentes de usuarios y ciudadanos.

Le recuerdo las declaraciones del Sr. Carod-Rovira, su socio preferente, el pasado 11 de marzo, en La Vanguardia: "La gente se pregunta de qué nos sirve España, y constata que aquello que no funciona, la RENFE o el aeropuerto, depende de Madrid. Por ese camino, llegaremos antes a la soberanía por el bolsillo que por el corazón".

Señora Ministra, usted, el pasado 27 de septiembre, en este mismo hemiciclo, explicó que el caos que sufría el servicio de cercanías en aquellas fechas, era debido a las lluvias y muy particularmente, y le cito literalmente, a que "el 13 de septiembre cayó un rayo que dejó sin tensión el centro de información de cercanías en la estación de Montcada bifurcación". Conforme, señora Ministra, pero ha debido ser "el rayo que no cesa"….por que, como veremos, por la relación de sucesos que voy a comentar, esto va de mal en peor.

En los meses de octubre y noviembre pasados se produjeron 31 incidentes afectando a 2.931 trenes -entre cercanías, regionales y largo recorrido-, y a 500.000 viajeros. En el mes de enero, se produjeron 10 incidentes, es decir, uno cada 3 días, y en el pasado mes de febrero –de manera más concreta por ser el pasado mes-:
el día 2 de febrero se produce una avería en al señal de la estación de Bellvitge;
el día 5, una avería en un tren de al línea C-2;
el día 14, una incidencia afectó a toda la Red y a los trenes de largo recorrido;
el día 16 un error informático en la estación de Sants produjo grandes retrasos;
el día 19 otra avería y, al día siguiente de la fiesta de Carnaval una parada de dos horas entre Sitges y Gavà, afectando a 50.000 personas;
el 23 de febrero otra avería;
el día 26 otro error informático en Sants;
finalmente, se produjeron tres incendios en las estaciones de Sant Andreu Comptal, Sants y Castellbisbal.

Y no sigo porque se me iría todo el tiempo en ello. Pero como usted podría decir que es el catastrofismo del PP, le voy a leer algunas valoraciones que no son precisamente del PP, y le recuerdo que está usted aquí como "torna" de la comparecencia del Presidente del Gobierno y por iniciativa de sus socios aquí y allí.

Por ejemplo:
1.- La Entidad Metropolitana del Transporte, el 9 de noviembre de 2006 aprueba un Acuerdo por el cual "reitera a ADIF y a RENFE la necesidad de adoptar las medidas oportunas para evitar las paralizaciones del servicio que están teniendo lugar últimamente, y así mismo, garantizar el correcto funcionamiento de los trenes de cercanías o de cualquier otra línea de tren".
2.- Declaración institucional del Ayuntamiento de Barcelona de 24 de noviembre de 2006 que, además de adherirse a acuerdo de la Entidad Metropolitana añadía que "RENFE y, en lo que le corresponda, ADIF, han de garantizar a los usuarios de la Red de Cercanías la información sobre los retrasos o incidencias de toda la Red" y que "reiteramos la necesidad de aumentar la inversión y de mejorar la gestión de la Red de Cercanías de Renfe.
3.- El 18 de marzo de 2007, la Federación de Asociaciones y Gremios Empresariales del Maresme hizo pública su cuantificación de las pérdidas sufridas por las empresas solamente de la localidad de Mataró -13,5 millones de euros- como consecuencia de la deficiente gestión de RENFE y, agregaba, que en los dos primeros meses de 2007 el funcionamiento puntual de los servicios sólo se produjo en días excepcionales.
4.- El propio Alcalde de Barcelona cifró en 50.000 vehículos más el aumento del tráfico en la ciudad provocado por las deficiencias de RENFE.
5.- Mercè Sala, (ex Presidenta de RENFE), en declaraciones del pasado 7 de marzo: "Se ha relajado la gestión de RENFE y han desaparecido los índices de calidad que antes se publicaban y, además, han abandonado la compañía, lo que es curioso, profesionales muy cualificados. Lo que más nos preocupaba era Cercanías y que tuviéramos el mejor equipo."

Señorías, creo que está fuera de discusión que la situación es un caos y que alguien tiene que asumir las responsabilidades políticas. Las causas técnicas que explican esta situación son, sin duda, las obras de la línea de Alta Velocidad con una manifiesta incapacidad de gestión por su parte. Nadie va a discutir la complejidad técnica de la llegada del AVE a una gran ciudad como Barcelona, pero esta causa no puede justificar ni amparar la cantidad de incidentes ocurridas en las líneas de cercanías. Mire usted, se sabía que el Ave llegaba a Barcelona, no era nada nuevo, y se conocía el trazado y que la decisión de entrar en Barcelona a la estación de Sants por el mismo corredor que la Red de Cercanías, fue pactada con los ayuntamientos afectados: Sant Boi, El Prat, Hospitalet, Cornella, Barcelona y con la Generalitat.
La única novedad con la que no se contaba es con usted como Ministra de Fomento.

Y lo menos que se puede pedir al Ministerio de Fomentó es que sepa planificar, gestionar, coordinar e implementar las medidas necesarias para prever y afrontar una proyecto de la complejidad que se deriva de la coexistencia en el tiempo de las dos infraestructuras ferroviarias. Y ante esa realidad y su manifiesta incapacidad… ¿a que recurre usted? Al enemigo anterior, como siempre.

Quiero añadir, por que me parece muy importante, un dato más: ustedes –y me refiero al Gobierno, encabezado por el Sr. Rodríguez Zapatero- han agravado de manera muy especial el problema al poner una fecha política para la llegada del AVE a Barcelona. Insisto, a la complejidad propia de esta obra, ustedes han añadido la presión específicamente política: el AVE ha de llegar a Barcelona antes de las elecciones generales. Y quiero decirle al respecto lo siguiente: las fechas políticas ocasionan dos consecuencias, siempre: encarecen los proyectos y disminuye la calidad, y eso está pasando ahora en Barcelona.

Señora Ministra, quien le habla es diputado por Barcelona, y le puedo asegurar que siente sana envidia de los andaluces, que disfrutan del AVE desde hace muchos años y estoy deseando poder venir a Madrid en el AVE, pero mire lo que le digo: le guste o no le guste, el AVE llegó ya a Cataluña –Lleida es Cataluña, ¿verdad, señora Ministra?- con un gobierno del Partido Popular. Pero si hemos esperado tanto tiempo para disfrutar del AVE en Barcelona, debe llegar cuando técnicamente deba llegar, sin provocar el caos y los problemas que están ocasionando sus intereses políticos. Supongo que se me entiende y si quiere se lo explico más tarde en la réplica.
Y por cierto, al hilo de lo que le estoy diciendo, ya lo referimos también en otra ocasión, en al Diputación Permanente con ocasión de las grietas que sus obras causaron en El Prat de Llobregat: mucho ojo con la Sagrada Familia. Como usted sabe, es el monumento más visitado de España en estos momentos, con más de dos millones y medio de visitantes anuales -insólito tratándose de un edificio en construcción-. Usted conoce la creciente reacción vecinal y las denuncias que se están interponiendo ante la UNESCO. Creo que debe replantearse un trazado que, como mínimo, pone en cuestión la seguridad de ese conjunto monumental.

Señora Ministra, como usted ha aludido al enemigo anterior, quiero decir que durante el gobierno del PP –en su última legislatura-, se dio un verdadero impulso a la modernización de las cercanías de Barcelona, tanto en lo que a las infraestructuras, como a su material rodante se refieren. La inversión total en infraestructura fue de 150,71 millones de euros, tanto en mejora de los sistemas de instalaciones de seguridad y bloqueos como de renovaciones de vía, a parte del mantenimiento normal.
Sin embargo en lo que va de legislatura, el Gobierno lleva invertido 52 millones de euros, como luego concretaré.

En cuanto al material rodante, ya en el año 1997, Renfe adquirió 92 trenes de la serie 447 para cercanías.
Y el Plan de Infraestructuras del Transporte 2000-2007 contemplaba adquirir otros 252 trenes más de cercanías hasta el año 2010, con una inversión total de 976 millones de euros, de los que en el 2000 ya se compraron 14 trenes Civia y en el 2003, 80 más de esta serie, que, como están siendo entregados ahora, cuando usted es la Ministra, son de los que usted presume. Usted lo único que ha hecho ha sido retrasar las contrataciones pero sin modificar la programación del PP.
En cuanto a infraestructuras, las únicas dos actuaciones de su Ministerio, hasta la fecha, también fueron adjudicadas por Gobiernos del Partido Popular en febrero de 2002 y en febrero de 2004, la integración del ferrocarril en la zona industrial de Cornellá y la renovación de la vía y plataforma de la línea Ripoll- Puigcerdá - frontera francesa, con una inversión de 52 millones de euros.

Por otra parte, es significativo que en esta legislatura, no haya habido inversiones para el ferrocarril convencional y solamente se hayan realizado gastos para mantenimiento, ya que el "Contrato-Programa ADIF- Estado" se ha aprobado a comienzos del año 2007.
Y señora Ministra, lo que está fuera de toda discusión es que, antes, estos desastres no pasaban, estos desastres pasan con usted.
Ni siquiera su PAU, como era previsible, ha funcionado.

Y voy a concluir, pero ya se habrá usted dado cuenta de que yo no le voy a plantear la exigencia que dentro de un momento le van a pedir sus socios. Nosotros no creemos que la solución a estos problemas esté en la transferencia de este servicio de cercanías a la Generalitat de Cataluña porque no creo -la experiencia lo demuestra- que "tener la competencia" signifique, automáticamente, "gestionar con competencia" y como muestra, vale lo que ocurrió, por ejemplo, con el hundimiento del túnel del metro en el barrio barcelonés de El Carmel, competencia incompetentemente gestionada por el tripartito en Cataluña.

La señora VICEPRESIDENTA (Chacón i Piqueras): Señorías, les recuerdo que el turno de los portavoces en esta réplica excepcional es de tres minutos. Comenzaremos con el primer orador, el señor Fernández Díaz, en nombre del Grupo Parlamentario Popular. Adelante, señor Fernández Díaz.

El señor FERNÁNDEZ DÍAZ: Gracias, señora presidenta.
Señora ministra, empezando por el final, usted ha dicho que está pagando muchas cosas procedentes de compromisos adquiridos por gobiernos anteriores. Aceptaremos que eso es normal, estas son inversiones plurianuales; pero le aseguro que no ha tenido que pagar una cosa, comisiones del AVE, como en otros casos sí que hubo que pagar. (Aplausos.)

Señora ministra, al principio le dije que con socios así no hacen falta enemigos. Es evidente que ellos no han querido ser corresponsables y solidarios de un desaguisado como el que se está padeciendo en Barcelona y, de manera indirecta, para evitar que viniera aquí el presidente del Gobierno, ha tenido que venir usted y la han sometido a una pira funeraria o pira ferroviaria. Pero créame una cosa. Como a usted le ha dolido mucho lo que he dicho respecto de la marca Ministerio de Fomento en Cataluña, haga una encuesta, los ciudadanos hacen una encuesta diaria. Son tantas y tantas las desgracias, los incidentes y los desaguisados que se producen con la obra pública que usted gestiona en Cataluña que, por desgracia, la marca de calidad Ministerio de Fomento en Cataluña es un desastre.

Como usted ha identificado, en relación con una información que hoy publicaba un diario, la marca con las inversiones, yo he identificado marca con calidad, pero al contraponer las inversiones con las nuestras le diré lo siguiente: En el periodo de nuestro Gobierno 1996-2004 la inversión territorializada del Estado en relación con el conjunto de los Presupuestos Generales del Estado fue en promedio del 11 por ciento. Lo cogimos en el 8, lo dejamos en el 17 por ciento. En el anterior periodo de Gobierno de ustedes, 1982-1996, el promedio fue del 7 por ciento. Como le he dicho, en el año 1996, que era un presupuesto prorrogado de 1995, fue del 8 por ciento. Por tanto, en calidad no hay comparación y en inversión tampoco. (Una señora diputada: ¡Muy bien!) En cuanto al material rodante, tendré que preguntarle dónde ha metido usted esos trenes. Estoy seguro de que habrá una explicación, pero, en todo caso, lo que no es discutible es lo referente al consejo de administración de Renfe, porque tengo hasta las fechas. En el año 2000 decidió la adquisición de catorce trenes Civia y en 2003, 80 trenes Civia, que se estarían entregando ahora porque los convenios de adquisición operan de esa manera. Yo ignoro sinceramente si usted ha decidido cambiarlos sobre la marcha, pero lo que es evidente es que esos trenes que usted tiene ahora y de los que presume no los tendría si RENFE, durante los gobiernos del Partido Popular, no hubiera hecho esas adquisiciones. Usted sabe que comprar un tren no es comprar un chupa chups, que lo compras hoy y lo tienes al momento. Por tanto, los trenes que tiene usted hoy o son los mismos que nosotros compramos en nuestro periodo o son otros que usted ha permutado por esos, pero para el caso es lo mismo.

Termino diciéndole, señora ministra, que nuestro régimen político es una democracia parlamentaria. Usted sabrá lo que tiene que hacer después de lo que hemos visto hoy. Hemos intervenido cinco grupos parlamentarios: uno le ha pedido la dimisión directa y explícitamente, y tres le hemos exigido responsabilidades políticas. Se ha quedado usted sola con el apoyo del Grupo Socialista. Sus socios han sido, si cabe, los más críticos. Repito, una democracia parlamentaria tiene sus reglas y hay que saber cuándo hay que asumir las responsabilidades políticas, o usted directamente o el presidente del Gobierno. Muchas gracias. (Varios señores diputados: ¡Muy bien!—Aplausos.)

La señora VICEPRESIDENTA (Chacón i Piqueras): Gracias, señora ministra.
Señorías, porque la ministra ha introducido comentarios directos a portavoces, daré un turno extra de dúplica de un solo minuto y, señor Fernández Díaz, usted se sabe bien el Reglamento, no por alusiones —solo el aludido podría hacerlo, nadie interpuestamente por él—, tiene un minuto excepcional simplemente de dúplica. Lo tiene, así como el señor Jané y el resto de grupos, si lo desean y, esta vez sí, suceda lo que suceda, cerrará la ministra el debate. Adelante, señor Fernández Díaz, un minuto.

El señor FERNÁNDEZ DÍAZ: Gracias, señora presidenta. No me voy a extender más de un minuto. Simplemente quiero decir que en este debate he intentado ser serio, supongo que como los demás, porque estamos hablando de un problema serio que preocupa diariamente a miles y miles de ciudadanos barceloneses usuarios del servicio público de Cercanías de Renfe en Barcelona. No he hecho alusiones personales, me he referido a un tema como el de las comisiones del AVE que es un asunto juzgado en los tribunales. La señora ministra ha hecho unas alusiones personales indignas de una ministra del Gobierno de la nación de España. No ofende quien quiere sino quien puede. Lamento profundamente que haya utilizado ese argumento y, a pesar de que el Reglamento no lo diga expresamente, tengo que salir en defensa de un ministro de Fomento que ha sido vejado aquí y entiendo que no venía a cuento en este debate. Señora ministra, no ofende quien quiere sino quien puede y le vuelvo a decir lo que le he dicho antes: tome usted nota de con qué apoyos sale usted de este debate y con qué censuras. Si sumamos los grupos parlamentarios que la han censurado, son 173 diputados y la han apoyado 164 diputados. Muchas gracias. (Aplausos.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal