Intervenciones Parlamentarias de Jorge Fernández

viernes, 30 de noviembre de 2007

Pleno del Congreso de los Diputados, 28 de noviembre de 2007

PREGUNTA ORAL EN PLENO DEL DIPUTADO DON JORGE FERNÁNDEZ
DÍAZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR
EN EL CONGRESO, QUE FORMULA
A LA SEÑORA MINISTRA DE FOMENTO:
¿CONSIDERA LA MINISTRA QUE LA ALTA
VELOCIDAD ESPAÑOLA ES «LA ENVIDIA
DEL MUNDO», DEBIDO A SU GESTIÓN?

El señor PRESIDENTE: Pregunta del diputado señor
Fernández Díaz.

El señor FERNÁNDEZ DÍAZ: Gracias, señor presidente.
Señora ministra en el «Diario de Sesiones» que recoge
la votación correspondiente a la moción de reprobación
de usted como ministra de Fomento figura que el resultado
de la votación fue de 169 votos a favor de su reprobación
—de su cese, por tanto— y 174 votos en contra.
Ha quedado aclarado después que fue un error material
y vamos a pedir la correspondiente rectificación oficial
en el «Diario de Sesiones», pero en definitiva lo que sí
sabemos —lo sabe todo el mundo— es que el resultado
fue de 173 a 170 o, dicho de otra manera, que gracias al
voto de dos diputados tránsfugas usted ayer no fue reprobada
por este Congreso de los Diputados. (Un señor
diputado: Muy bien.) Y gracias también a alguna
ausencia que hoy es presencia y la ha criticado mucho y
que si ayer hubiera estado presente y hubiera votado en
coherencia con lo que había dicho hubiera sido usted
reprobada y por goleada. (Un señor diputado: ¡Muy
bien!— Aplausos.)
Señora ministra, dicho eso también le quiero decir
algo porque después escuchamos cosas que no tienen
nada que ver con la realidad. Mi grupo parlamentario
nunca, ni ayer ni nunca, ha pedido su cese, su reprobación
política, por ser mujer, ni por ser andaluza, ni por
haber nacido, ni por su sonrisa, ni por su forma de vivir,
que quede claro. Hemos pedido su cese por su prepotencia
y por su ineficacia. (Un señor diputado: Eso.)
Es decir, hemos pedido su cese porque usted no ha sido
capaz de dimitir para asumir su responsabilidad política
a la vista de todo lo que se está produciendo, de manera
muy particular en Cataluña con el caos que todo el
mundo conoce. Digo todo el mundo porque ya todos los
españoles, según la última encuesta del Centro de Investigaciones
Sociológicas, la han calificado a usted como
la ministra peor valorada del Gobierno. A la vista de
todos estos precedentes, señora ministra, yo le pregunto
a usted, como consta en el «Diario de Sesiones», si considera
que la alta velocidad española es la envidia del
mundo gracias a su gestión. (Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Señora ministra.

La señora MINISTRA DE FOMENTO (Álvarez
Arza): Gracias, señor presidente.
Señoría, estoy aquí por los votos. Señor Fernández,
estoy aquí por los votos, por lo mismo que ustedes están
allí. (Un señor diputado: ¡Ahí, ahí!— Aplausos.—Protestas.)

El señor PRESIDENTE: Silencio, por favor.

La señora MINISTRA DE FOMENTO (Álvarez
Arza): Le voy a decir una cosa… (El señor Martínez-
Pujalte López: Por los tránsfugas.—Rumores.)
El señor PRESIDENTE: Señor Martínez-Pujalte, le
llamo directamente al orden. Cuando ha intervenido el
señor Fernández Díaz ha tenido unas condiciones de
debate aceptables. ¡Usted no grita! Se lo digo muy en
serio. Le llamo directamente al orden. ¡Usted no grita!
Respeten a quien esté en el uso de la palabra, como se ha
respetado al señor Fernández Díaz. Usted no grita y le
llamo directamente al orden.
Continúe, señora ministra.

La señora MINISTRA DE FOMENTO (Álvarez
Arza): Gracias, señor presidente.
Señor Fernández, lo único que me preocupa de mi
valoración es que es similar a la del señor Rajoy, solamente
que él es candidato a la Presidencia. (Aplausos.)
Señoría, jamás he dicho que la alta velocidad de España
sea la envidia del mundo por mi gestión. He dicho que
es la envida del mundo, el resto se lo han inventado
ustedes como tienen costumbre de hacerlo sistemáticamente.
(Rumores.) Señoría, en 1964 empezó la alta
velocidad en Japón; en 1981, en Francia; en 1992, le
recuerdo —no sé si sabe usted lo que significa 1992:
socialistas— que con el Gobierno socialista, empezó en
España. Ustedes la paralizaron y nosotros la hemos
vuelto a poner en el primer sitio del mundo. Somos la
envidia del mundo y de ustedes. (El señor Martínez-
Pujalte López y la señora Torme Pardo pronuncian
palabras que no se perciben.—Rumores.—La señora
Lasagabaster Olazábal pide la palabra.)

El señor PRESIDENTE: Silencio.

Señora Lasagabaster, las cuestiones de orden en la sesión
de control al final de la sesión. No se puede interrumpir
ahora porque si no esto se convertiría en una sucesión de
alusiones y cuestiones de orden. Lo he explicado muchas
veces. Tenemos ahora cinco preguntas sobre un tema delicado.
Yo pido que se respete a quien esté en el uso de la
palabra y, cuando hayan terminado la pregunta y la respuesta,
entonces, si es necesario, expláyense. Pero a quien
esté en el uso de la palabra, por favor, que se le respete.
Señora Lasagabaster, las cuestiones orden, por favor,
al final.

Tiene la palabra el señor Fernández Díaz. Pido respeto
y que se le escuche. Adelante.

El señor FERNÁNDEZ DÍAZ: Gracias, señor presidente.
Sí, señora ministra, me acuerdo del AVE 1992-1996,
entre otras porque las comisiones del AVE fueron muy
conocidas y desde luego no ha habido comisiones del
AVE cuando gobernaba el Partido Popular, así que si
quiere que entremos en ese debate, entramos en ese
debate. (Aplausos. Un señor diputado: ¡Ahí, ahí!— La
señora Hermosín Bono: ¡Venga ya!— El señor
Martínez-Pujalte López pronuncia palabras que no
se perciben.) Y dicho eso, señora ministra, en relación
con los kilómetros de AVE que usted ha puesto en funcionamiento
y sus condiciones, mis compañeros, los que
van a seguir ahora en el uso de la palabra, la van a interpelar
al respecto. Yo simplemente le quiero decir que en
todo caso, y a la vista de lo que está sucediendo, el AVE
será la envidia del mundo, pero a pesar de su gestión, y
creo que usted haría un favor a la democracia, incluso,
fíjese lo que le voy a decir, hasta a su presidente de
G o b i e r n o , s i d imi t i e r a p o r d i g n i d a d p o l í t i c a .
(Aplausos.—Un señor diputado: Ahí, ahí.—Varios
señores diputados: ¡Muy bien!)

El señor PRESIDENTE: Señora ministra.

La señora MINISTRA DE FOMENTO (Álvarez
Arza): Señoría, cuando usted quiera hablamos de comisiones.
Seguramente ustedes me podrán dar muchas clases
a mí. (Un señor diputado pronuncia palabras que no
se perciben.) Le voy a recordar una cosa que por respeto
tendrían que haber reconocido en este Parlamento, y les
voy a decir un nombre: Julián García Valverde. Le dijeron
ustedes de todo; hicieron con él lo que quisieron; denigraron
a esa persona que ha resultado inocente en los
tribunales. Ahora le tendrían que estar pidiendo perdón y
estar pidiendo disculpas al Partido Socialista.
(Aplausos.—El señor Campos Arteseros y la señora
Hermosín Bono: ¡Muy bien!)
Señorías, ustedes de alta velocidad sería mejor que no
hablaran. No han puesto ni un solo kilómetro de alta
velocidad ni un solo tren de alta velocidad y estuvieron
ocho años gobernando. Señorías, si les parece tan fácil
la obra de alta velocidad, ¿por qué castigaron a España
en los ocho años de Gobierno? Ustedes no tienen el más
mínimo respeto a la verdad. (Risas.—Varios señores
diputados pronuncian palabras que no se perciben.)
Sistemáticamente confunden y mienten a los ciudadanos,
y eso, señorías, sí es una falta de respeto. Yo sé que
ustedes quieren que me vaya; lo quisieron en el año 1989
cuando estaba en Andalucía; hicieron la pinza con
Izquierda Unida para que me fuera. Llevan intentando
que me vaya de la política muchos años. Señorías, lo
siento por ustedes, pero yo voy a seguir haciendo cosas
y ustedes aguantando las cosas que hago. (Aplausos.—
El señor Campos Arteseros: ¡Muy bien!)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal