Intervenciones Parlamentarias de Jorge Fernández

miércoles, 24 de febrero de 2010

Pleno del Congreso, 24 de febrero de 2009

PREGUNTA DEL DIPUTADO DON JORGE FERNÁNDEZ DÍAZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL CONGRESO, QUE FORMULA AL SEÑOR MINISTRO DE FOMENTO: ¿CUÁL ES EL COSTE DEL RETRASO EN LA PUESTA EN SERVICIO DE LA LÍNEA FERROVIARIA BARCELONA-FIGUERAS?

La señora VICEPRESIDENTA (Cunillera i Mestres): Pregunta que formula el diputado Fernández Díaz.

El señor FERNÁNDEZ DÍAZ: Gracias, señora presidenta.
Señor ministro, ha hablado usted en esta sesión de austeridad y exigencia en el Grupo Fomento como medida para contribuir a la reducción del déficit, de la deuda y, en definitiva, de la crisis brutal por la que atraviesa la economía española. Ha dicho que la apuesta por hacer una gestión más eficaz -le cito literalmente- y hacer las inversiones más eficientes es el objetivo de su ministerio. Además, ha dicho que primero son las personas y, por tanto, que está dispuesto a dejar de hacer determinadas obras si con ello contribuye a que haya mejores pensiones, más becas, etcétera.
Bien, señor ministro, ¿puede decirle a esta Cámara, por favor, cuál es el coste económico que está significando para los españoles y para España el retraso de la puesta en servicio de la conexión ferroviaria de alta velocidad Barcelona-Figueras?

La señora VICEPRESIDENTA (Cunillera i Mestres): Gracias, señor Fernández.
Señor ministro.

El señor MINISTRO DE FOMENTO (Blanco López): Señoría, en febrero del año 2004, cuando gobernaba el Partido Popular, se firmó un acuerdo a sabiendas de que no se podía cumplir. Dicha decisión fue precipitada y eso le va a costar a los españoles 128 millones de euros. Es verdad que la tomaron en época electoral. (Aplausos.)

La señora VICEPRESIDENTA (Cunillera i Mestres): Gracias, señor ministro.
Señor Fernández Díaz.

El señor FERNÁNDEZ DÍAZ: Señor ministro, le puedo asegurar que el 17 de febrero de 2004 el Partido Popular, según todas las encuestas del mundo, previsiblemente iba a ganar las elecciones. Y le voy a decir más, el Gobierno del Partido Popular no era, evidentemente, un irresponsable ni un prevaricador y no hubiera adoptado la decisión que adoptó de otorgar la concesión de esa obra a la UTE TP Ferro con un plazo de finalización de sesenta meses, que concluía en febrero de 2009, sabiendo que si no lo cumplía hubiera significado 128 millones de euros, 21.248 millones de pesetas que está pagando este Gobierno por su ineficiencia y su ineficacia. Jugar con que el Gobierno de la época prevaricó y sabía que no podía cumplir ese plazo y que eso le iba a costar a los españoles más de 20.000 millones de pesetas, permítame que le diga con todo el respeto, señor ministro, no es solo una cosa extraordinariamente grave, es que es una estupidez, sinceramente. Lo que no sabía el Gobierno del PP es que iban a ser los ministros de Fomento que iban a venir los que por su ineficacia iban a dar lugar a ese fallo y a esa compensación.
Le digo más, señor ministro, usted sabe perfectamente que la secuencia de ejecución de una obra de estas características significa que en los primeros tiempos -que es cuando se hacen los informes y la declaración de impacto ambiental- la inversión es menor y el tiempo necesario es mayor. Después viene la elaboración del proyecto y la ejecución de las obras. Les dimos todo hecho, lo que significaba menos recursos y más tiempo. Ustedes tenían que cumplirlo. El comisario de Transportes de la Unión Europea mandó por carta una recriminación en el año 2007 porque ese plazo no se iba a cumplir y ahora estamos pagando las consecuencias para Barcelona y para Cataluña en términos de competitividad; para el puerto de Barcelona, que no puede dar salida a las mercancías hacia Francia, y de Francia hasta el puerto de Barcelona… (Aplausos.)

La señora VICEPRESIDENTA (Cunillera i Mestres): Lo siento, señor Fernández, ha acabado su tiempo.
Señor ministro.

El señor MINISTRO DE FOMENTO (Blanco López): Señoría, me ratifico en que la decisión fue temeraria e irresponsable porque la propia sábana que utilizaba el señor Álvarez-Cascos establecía, cuando no estaban efectuados los estudios informativos, que se necesitaban 112 meses para poder concluir una obra, y cuando firmaron los contratos la mitad de ese trazado no tenía todavía estudios informativos. Por lo tanto, se necesitan nueve años y a sabiendas de eso ustedes, señoría, firmaron el contrato de acuerdo con la teoría de Cascos. De los 4.000 millones de euros solo habían invertido 1,6 millones de euros; por lo tanto, no era posible cumplir con ese contrato y aun a sabiendas de ello, por estar en época electoral y por salvar su cara por la baja inversión que habían hecho en Cataluña durante su Gobierno, firmaron ese contrato con nocturnidad, con alevosía y sabiendo que no se podía cumplir. Efectivamente, señorías, esa irresponsabilidad y esa temeridad nos va a costar 128 millones de euros a todos los españoles.
De todas formas, señorías, hemos corregido la situación. Desde que llevamos en el Gobierno hemos invertido casi 2.000 millones de euros. Solo este año vamos a invertir en esa línea 1.000 millones de euros, ahora sí, para cumplir con el objetivo de 2012 que, si se hubiera hecho caso a los papeles y a los planteamientos que tenía el señor Álvarez-Cascos, era el tiempo necesario y por lo tanto era el tiempo que ustedes debían haber tenido en cuenta a la hora de firmar ese contrato que, reitero, nos va a costar 128 millones de euros. (Aplausos.)

La señora VICEPRESIDENTA (Cunillera i Mestres): Gracias, señor ministro.

1 comentarios:

  • A las 1:10 p. m. , Anonymous gavion ha dicho...

    Sr. Fernández Díaz:
    a resultas de lo que hablamos el otro dia durante un interesante vuelo compartido, he echado de menos un papel al menos algo alejado del pasotismo por parte de su formación política en las manifestaciones anti ley del aborto de este fin de semana. Y no hablo, por supuesto, de actitudes personales. Recuerde nuestra apuesta.
    GAVION

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal